La Comunidad impulsa el cuidado del aire y la lucha contra la contaminación en la región

 El Gobierno regional ha invertido 9,6 millones de euros en la mejora del parque y ha ampliado un 5 % la zona verde

 Se establecen 38 nuevas medidas clave en movilidad eléctrica, gobernanza sostenible y cambio climático

ç

5 de junio de 2019.- La Comunidad de Madrid se ha sumado a la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente, este año centrado en el cuidado del aire y la lucha contra la contaminación, para promover la búsqueda de soluciones y la aplicación de medidas concretas que logren combatir este grave problema que afecta a millones de personas en todo el mundo y al que el Gobierno regional quiere aportar sus soluciones medioambientales en la región.

Con este motivo, el consejero en funciones de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Carlos Izquierdo, ha visitado hoy los trabajos de mejora del Parque Forestal de Valdebernardo, un espacio natural que absorbe el CO2 que emiten anualmente más de 400.000 vehículos, y ha soltado durante su visita un ejemplar de macho de cernícalo común que ha sido tratado de una fractura en el Centro de Recuperación de Animales Silvestres de la Comunidad de Madrid.

El Parque Forestal de Valdebernardo, junto con los de Bosquesur y Polvoranca, forma la Red de Parques Periurbanos de la Comunidad de Madrid, que cuenta con 830.000 árboles y arbustos en una superficie verde de 576 hectáreas sobre los municipios de Alcorcón, Leganés, Fuenlabrada, Getafe, Pinto y Madrid.

El Parque de Valdebernardo cuenta con una extensión de 103 hectáreas y más de 180.000 árboles y arbustos, por lo que se considera una de las principales zonas verdes de la ciudad de Madrid y uno de los pulmones de la capital. Desde 2011, el Gobierno regional ha invertido en su mejora 9,6 millones de euros en distintas actuaciones.

Entre las mejoras destaca la ampliación en un 5 % de la superficie del parque, con la adecuación y mejora de la zona del antiguo vivero, que se incorpora como zona verde para uso público, con lo que los visitantes pueden disfrutar de 103 hectáreas de paseo.

Asimismo, en los últimos 24 meses se han demolido infraestructuras obsoletas y vandalizadas, se ha restaurado la cubierta vegetal y se han plantado 600

árboles y arbustos cedidos por el Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (IMIDRA), entre los que se incluyen chopos, almendros, pinos, olivos y encinas.

Otros trabajos realizados han sido la pavimentación de una solera de 7.000 m² que se va a destinar a actividades deportivas y el acondicionamiento del área de uso canino de 6.500 m². Una vez terminados los últimos trabajos de acondicionamiento, el parque ya está abierto al público en su totalidad.

MEDIDAS PARA EL CUIDADO DEL AIRE EN LA REGIÓN

Asimismo, el consejero en funciones de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha recordado durante esta visita las contundentes medidas con las que la Comunidad de Madrid impulsa el cuidado del aire en la región, señalando que “queremos lograr en 2020 la reducción de 30.000 toneladas de sustancias emitidas a la atmósfera, es decir, disminuir globalmente un 20 % de las emisiones contaminantes y de gases de efecto invernadero”, tal como recoge la Revisión de la Estrategia de Calidad del Aire y Cambio Climático de la Comunidad de Madrid 2013-2020.

Señala Naciones Unidas que entender los diferentes tipos de contaminación, y cómo afectan a nuestra salud y al medio ambiente, es fundamental para tomar medidas que logren mejorar el aire que respiramos. En este sentido, y según el Inventario de Emisiones de la Comunidad de Madrid, en 2016 ya se habían reducido en un 18 % los óxidos de nitrógeno, un 39 % los óxidos de azufre, un 20 % el monóxido de carbono y casi un 10 % las partículas (PM10). En este sentido, Izquierdo ha señalado que “el balance es positivo y con una clara tendencia de mejora, y seguimos recibiendo datos como el que indica un 18 % menos de dióxido de nitrógeno en la región durante el mes de mayo, pero nos planteamos cómo seguir avanzando y llegar a los mejores niveles de calidad de aire posibles”.

Para el control de gases de efecto invernadero el Gobierno regional pondrá el acento en la reducción de emisiones, con 38 nuevas medidas recogidas en la Revisión de la Estrategia orientadas a movilidad eléctrica, gobernanza sostenible y cambio climático. Incluyen, según ha señalado Izquierdo, “el aumento de las ayudas a taxis de bajas o nulas emisiones, las subvenciones para cambio a vehículos que emitan menos o la ampliación de la red de aparcamientos disuasorios”. El consejero ha concluido resaltando “nuestra disposición a colaborar con todos los agentes para seguir mejorando el aire que respiramos los madrileños”.

 

Redacción

Compartir este artículo

Fernando Azor - Psicología

Felipe Gallego

Edición Impresa Actual