EDITORIAL MARZO

Felicidades Tres Cantos y felicidades a todos los Tricantinos, el 21 de marzo celebramos veintiocho años de nuestra constitución como municipio. La lucha por servicios de calidad y defensa de nuestra identidad han sido dos constantes en estos años de existencia. No renunciemos a lo conseguido.
La cuenta atrás ha comenzado, en los próximos meses los tricantinos tendremos que acudir en dos ocasiones a las urnas y votar en cinco elecciones: Congreso, Senado, Comunidad Autónoma, Ayuntamiento y Parlamento Europeo. Nuestra decisión va a cambiar el rumbo de nuestras instituciones, nuestro voto decidirá quienes nos representan y quienes formarán parte del parlamento, el pleno del ayuntamiento y la asamblea de Madrid, además de los ejecutivos que tendrán la responsabilidad de gobernarnos los próximos cuatro años. El panorama político se ha vuelto más plural, parece que no habrá mayorías absolutas y los partidos políticos tendrán que pactar y dialogar. En Tres Cantos hemos tenido un gobierno monocolor, aunque sin mayoría, el diálogo ha permitido sacar adelante los grandes proyectos que necesitaba la ciudad y los presupuestos de los últimos cuatro años, sin embargo, las relaciones entre las formaciones que lo hicieron posible parecen rotas, y la falta de reconocimiento a los actores que propiciaron el pacto, hacen indicar que será difícil que se vuelvan a unir en el futuro.
 
La suerte está echada, en estos cuatro años nuestros políticos han tomado decisiones, han planteado sus ideas, han defendido sus proyectos, ahora toca explicar que harán en el futuro, los intentos desesperados por parecer otra cosa o esconderse detrás de actividades improvisadas de última hora no parece que muevan los votos en una o en otra dirección. Es ridículo el corre-corre para inaugurar, el paga-paga a los recién llegados que hacen la pelota a los poderosos y no aportan nada a los vecinos. Es importante tener los pies en la tierra y la cabeza sobre los hombros, no tratar a los votantes como personas sin criterio que cambian de opinión tras acudir a los fastos de las inauguraciones: en Tres Cantos no somos cortesanos, somos ciudadanos libres que conocen sus derechos y están acostumbrados a defenderlos con uñas y dientes.
 
La opacidad en los procedimientos de contratación de la Empresa Municipal de Servicios ha vuelto a ser denunciado en el Ayuntamiento, el despido de una vecina para crear una vacante para alguien afín a miembros de la empresa parece que está en la base de la denuncia, el gobierno tiene en su mano ofrecer información y desbloquear la situación para que los tricantinos puedan confiar en la gestión que el gobierno hace en esa Empresa. La Comisión de investigación creada, tratará de arrojar luz al asunto y establecer responsables y responsabilidades.
 
Y mientras, despedimos al Carnaval de Tres Cantos, damos la bienvenida a la primavera y celebramos nuestro día grande el 21 de marzo.
 
Boletin Tricantino

Compartir este artículo

Fernando Azor - Psicología

Felipe Gallego

Edición Impresa Actual