Sábado 15 Diciembre 2018

Causas de los celos en pareja

  • Martes, 17 Julio 2018 16:19
  • Escrito por  Fernando Azor

1. El celoso siente que no quiere perder a alguien valioso.
2. No se quiere ser el tonto, o ser el último en enterarse de los verdaderos intereses de la pareja. No se quiere dar a alguien que finalmente no esté a la altura de las expectativas que ha generado. No querer ser el hazmereir de otras personas que pueden saber que existe alguna infidelidad, puede ser un motor enorme para los celos. Esto puede hacer que uno no se entregue del todo a la pareja por miedo a que no se haya dado cuenta de algo oculto. Normalmente esto precipita la ruptura y el deterioro de la relación de pareja.
3. Para que los celos se transformen en algo patológico, es decir en celotipia, el celoso ha de tener una personalidad controladora. Ha de costarle darse por vencido, resultándole muy difícil aceptar su temor. Para ellos es especialmente necesario aprender técnicas como la técnica de detección y afrontamiento de la consecuencia temida (DACT),
4. Baja autoestima, como motor de la inseguridad. Los celos tienden a potenciar conflictos debido a la inseguridad del celoso y/o por la presión que siente la otra persona ante la desconfianza y la petición constante de pruebas sobre la fidelidad física y emocional.

Los celos y la envidia, tienen el mismo motivo: la necesidad de poseer. El celoso manifiesta su miedo a perder su posesión, es decir, considera que es suyo y no quiere que nadie se lo quite. El envidioso en cambio quiere lo que no tiene. Los celos pueden ser una manifestación de amor, pueden ser positivos mientras se respeten las normas aceptadas por la pareja.

Casi siempre los celos potencian las relaciones tormentosas, haciendo que el celoso culpe a la pareja de su malestar en lugar de asumir su papel y sus sentimientos como propios.

Cómo evitar los celos

Hay que aprender a convivir con la posibilidad que se teme: los celos. Si no es una opción es preferible romper y aprender a vivir solo, a estar todo el tiempo machacando al otro detrás de una meta inalcanzable.
Cuando se alcanza un nivel cercano a la obsesión, nada produce calma más allá de unos instantes, inmediatamente es necesario volver a buscar un dato, o comprobar si una frase o un cometario tenía alguna información relacionada con la pareja y sus verdaderos sentimientos. Cuando hablamos de celos patológicos o celotipia, se dan situaciones extremas en las que el mero hecho de que la pareja esté cantando una canción produce en el celoso infinidad de interrogantes sobre qué relación tienen la letra con los sentimientos profundos de la pareja y que aún no se han confesado. Es como si todo pudiera ser utilizado en contra del otro.
Para evitar los celos hay que dejar de comprobar:
No buscar en el teléfono del otro mensajes, notas, fotos…
No comprobar la última conexión del WhatsApp.
No comprobar la factura de teléfono para saber los números a los que ha llamado.
No buscar en la cartera, o cajones.
No hacer preguntas, buscando contradicciones, a los amigos o compañeros de trabajo de la pareja.
No buscar que la pareja llame delante de él o ella a personas con las que se mensajea para que no lo hagan de nuevo.
No buscar que el otro se sienta tan mal y tan triste como para que sea un motivo de calma: “si le duele es que me quiere”. Eso solo daña y no favorece el bienestar y el futuro juntos.
No hay que permitir que se produzca un aislamiento de la pareja con respecto al resto de amigos o familiares. Eso potencia más la obsesividad del celoso y no ayuda a evitar los celos.
Cuidado con el uso de la empatía inversa, no funciona. Si quiere saber qué es pinche sobre el enlace.

 

Visto 277 veces Modificado por última vez en Martes, 17 Julio 2018 16:22

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Últimos Posts