Lunes 19 Noviembre 2018

Qué es la intuición

  • Miércoles, 12 Septiembre 2018 15:25
  • Escrito por  Fernando Azor

La intuición es un sentimiento que nos hace pensar o creer que algo va a ocurrir aunque no tengamos todos los datos para llegar a esa conclusión. Está basada en inferencias, es decir, razonamos tomando las partes de una realidad e intentamos rellenar los huecos de los que no disponemos información, con la experiencia pasada, con la lógica o los patrones o secuencias que somos capaces de detectar en la situación.

A menudo se asocia la intuición a una capacidad cuasi mágica, más ligada a la mujer que al hombre. Se habla de ella como algo irracional, como si la razón fuera algo opuesto a la intuición. Se asocia a ella la idea de que es una voz interior que tiene que ver con nuestros instintos o capacidades inaccesibles de forma consciente y que sólo algunas personas, en algunos momentos, son capaces de desarrollarla y aprovechar todo su potencial. Pero creo es una visión real solo a medias. Es cierto que cuando usamos la intuición para llegar a conclusiones, no tenemos todos los datos en la cabeza y no siempre podemos establecer conexiones justificadas entre los datos y las conclusiones, pero eso no significa que no estemos razonando o usando la razón para hacerlo. Más bien parece que en ese sentido el concepto de intuición es una manera de denominar a las conclusiones que no somos capaces de justificar pero que creemos que son correctas, o que responden bien a nuestras necesidades y deseos.

La intuición funciona por asociación, se siente que fluye sin esfuerzo y se da con rapidez. El pensamiento racional, por el contrario, es analítico, requiere esfuerzo y es lento.

Atender a la intuición y permitirnos tomar decisiones influidos por ella nos ayudará a encontrar mejores soluciones a nuestros problemas diarios. Veamos ejemplos en los que se puede tomar buenas decisiones gracias a la intuición (o a los patrones a los que no hemos puesto palabras pero que entendemos su lógica interna).

Ante un examen en el que hay que elegir entre diferentes respuestas, podemos acabar seleccionando la respuesta correcta con un porcentaje de probabilidad alta si hemos detectado que suelen ser más ciertas las respuestas del tipo: “Todas las anteriores son verdaderas”, o que es poco probable que una misma opción se repita en dos preguntas consecutivas, o que la respuesta más larga suele ser la buena, o que las respuestas que se diferencian sensiblemente del resto suelen ser falsas. En este caso yo he puesto palabras que explican porque tomamos algunas decisiones, pero aun no pudiendo describirlo con palabras, podemos intuir que esa respuesta es más verdadera que otra porque existen razones como estas que están de fondo.

Estando tan cerca la intuición de lo intangible, es muy fácil caer en el pensamiento mágico y otorgar a las personas intuitivas un halo sobrenatural que haga creer que existe una capacidad para predecir el futuro que el resto no tiene. En este sentido la necesidad de explicar las cualidades puede potenciar algunos aspectos que se detallaban en el artículo sobre supersticiones de este mismo sitio web.

Debido a que la intuición está asociada a la detección de patrones, la intuición mejora con la práctica. Cuantos más datos acumulamos, más eficaz es la intuición y más potenciamos nuestra capacidad creativa. La intuición es un medio para acceder a la comprensión de la realidad. Ayuda a las relaciones sociales, a la ciencia y a la creatividad.

Visto 136 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Últimos Posts