Los bomberos de la Comunidad homenajean a sus compañeros fallecidos con una carrera popular

• Más de 700 personas participan en la prueba deportiva, en una jornada festiva con familiares y allegados de los profesionales

29 de octubre de 2017.- Más de 700 personas han participado esta mañana en la carrera popular del XXIV Memorial de Bomberos de la Comunidad, organizada por la asociación Deportiva de Bomberos y con la que, cada año, los profesionales del Cuerpo homenajean a sus compañeros fallecidos en acto de servicio.


La prueba, que ha tenido lugar en el entorno del parque central de Bomberos de la Comunidad en Las Rozas, ha cubierto una distancia de 6,5 kilómetros, alternando el circuito urbano con el campo a través. En la jornada festiva de hoy han participado el director de la Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112, Carlos Novillo, el director general de Emergencias, Enrique Núñez, y la jefa del Cuerpo de Bomberos de la Comunidad, Annika Coll.
El Memorial homenajea a los profesionales muertos en acto de servicio, como Vicente Arroyo (1993), Jorge Dolado (2006) y Fernando García Tarzán (2006). Además, se recuerda a los compañeros fallecidos por otras causas en el último año.
El evento supone un encuentro anual de confraternización entre compañeros y sus familias. La edición de este año tiene un carácter especial ya que coincide con el año en el que se celebra el 50 aniversario de la creación del Cuerpo de Bomberos regional.
En esta ocasión, la prueba deportiva ha sido filmada desde el aire por un helicóptero y emitida, en directo, mediante streaming. Tras la carrera, ha tenido lugar la entrega de premios, divididos en nueve categorías, cinco de las cuales están destinados a bomberos en activo y el resto a deportistas no bomberos.
Como en ediciones anteriores, el Memorial ha sido una jornada festiva en la que también han participado familiares y allegados de los profesionales, con actividades programadas especialmente para niños, que han corrido en una carrera de 100 metros de distancia, en el caso de los niños de 1 a 4 años; y en otra de 600 metros, destinada a chicos de entre 4 y 8 años.

Además, a lo largo de la mañana, los bomberos han realizado exhibiciones de rápel y un concurso de dominadas, así como deslizamientos por una tirolina de 50 metros de longitud.
Los asistentes también han tenido oportunidad de ver una muestra de los vehículos y herramientas más significativas en el desarrollo de la actividad profesional de los bomberos. Para finalizar, los participantes han degustado una paella gigante, como ya es tradicional en todas las ediciones del Memorial.

Redacción

Compartir este artículo

Fernando Azor - Psicología

Felipe Gallego

Edición Impresa Actual