Nervio vago y respiración, una forma fácil de conseguir relajarse

A veces existen soluciones rápidas y cercanas a problemas cotidianos con las que no contamos. Cuando los niveles de ansiedad o alerta cotidianos son elevados podemos utilizar la respiración diafragmática como paliativo de los síntomas físicos y emocionales. Podemos conseguir reducir el nivel de alerta a niveles moderados, permitiendo que las habilidades para manejar el estrés sean más efectivas. La respiración cuando se hace desde el diafragma permite la activación de un nervio muy especial, llamado nervio vago. Gracias a sus características se potencia la sensación de calma.

Hagamos primero un breve resumen sobre qué es, para que sirve el nervio vago, y cómo usarlo a nuestro favor. El nervio vago son en realidad dos nervios que salen de la cabeza (del cerebelo exactamente) y enervan el aparato digestivo-intestinal, el respiratorio, el corazón, el hígado y el oído. Es un tipo de nervio que está encargado de trasmitir y recibir información de estas áreas, pero al pertenecer al sistema nervioso autónomo, y en concreto al sistema nervioso parasimpático se encarga de favorecer el estado físico de descanso y desactivación de respuestas ansiosas. Normalmente la activación del nervio vago se produce de manera automática respondiendo a diferentes parámetros preconfigurados por el organismo.

Lo curioso del nervio vago es que podemos estimularlo manualmente por medio de masajes o realizando un tipo de respiración llamada respiración diafragmática. Al ser un nervio específicamente encargado de la desactivación cuando recibe señales provoca mensajes de relajación y disminución de la alerta. En consulta suelo poner un ejemplo muy gráfico para ilustrar esta característica: si usted se da golpecitos sobre el párpado con el dedo índice, verá que esos golpes el cerebro los decodifica como luz. Notará un pequeño destello, sin forma definida. Eso es porque el nervio óptico cada vez que recibe señales las transmite y el cerebro las interpreta como luz. Da igual que en realidad no haya ninguna fuente lumínica, al activarse manualmente el nervio transmite la información y se interpreta de ese modo.

¿Quiere conocer cómo es la respiración diagragmática? Vaya a GabinetedePsicologia.com e introduzca en el cuadro de búsqueda el título de este artículo. Podrá ver varios vídeos expilcativos. Va

Fernando Azor

Compartir este artículo

Fernando Azor - Psicología

Felipe Gallego

Edición Impresa Actual