Fernando Azor (31)

Cuando afrontamos las rutinas diarias, nos encontramos con alguna situación, que aunque no siempre sabemos la razón, nos causa ansiedad. En esta ocasión quisiera centrarme en un mecanismo cotidiano que genera niveles de ansiedad muy altos.  Vamos a llamarle el efecto cuenta atrás.

Ansiedad y mala digestión

¿Qué efectos tiene la ansiedad sobre la digestión?

Supongo que la receta perfecta para la felicidad no existe, pero en este artículo podemos reflexionar sobre las habilidades necesarias para alcanzar el bienestar y la capacidad para disfrutar de la vida. ¿Cómo hay que vivir la vida para conseguir ser feliz?

Gestión del tiempo

La adecuada gestión del tiempo es fuente de éxito, bienestar, pero a menudo también de bloqueo y ansiedad. La manera en la que gestionamos nuestro tiempo dice bastante de nuestro modo de ser y de afrontar la presión ante los diferentes objetivos de nuestro día a día.

Cuando afrontamos las rutinas diarias, nos encontramos con alguna situación, que aunque no siempre sabemos la razón, nos causa ansiedad. En esta ocasión quisiera centrarme en un mecanismo cotidiano que genera niveles de ansiedad muy altos. Vamos a llamarle el efecto cuenta atrás.

El psicólogo clínico es el profesional que ayuda a las personas a reducir síntomas de malestar, entrena en habilidades que ayuden a resolver problemas, y favorece la toma de decisiones.

Vamos a hablar de un error en la manera de comunicarnos que es muy frecuente en la relación de pareja, pero que también se produce cuando queremos negociar o defender alguna necesidad ante alguien. Es más frecuente cuanto más cercana y mayor es la confianza. Pero ¿Cuál es ese error?

La empatía es un cualidad y también una capacidad que las personas desarrollamos y nos permite saber cómo se sienten otros. La empatía nos permite saber relacionarnos en un entorno social y adaptarnos a las expectativas que otros tienen sobre nosotros. Gracias a ella podemos sentirnos nerviosos o alegres al conseguir o no que otros se sientan bien. En función de los grados de empatía que cada uno desarrolle, se necesita más o menos información por parte de los demás para saber cómo se sienten. En los casos en los que la empatía se convierte en un problema, la persona puede constantemente intentar saber cómo se sienten otros y cómo le están valorando. Puede llegar el caso en el que estar bien o mal este solo en función de poder responder, ayudar o paliar las necesidades de los demás.

Page 3 of 4

Fernando Azor - Psicología

Felipe Gallego

Edición Impresa Actual