1.000 viviendas molestas

Tres Cantos, 05 de junio 2017.- Que una ciudad esté limpia, mantenga una agenda cultural interesante, tenga actividades para todo tipo de colectivos, apoye a los emprendedores o posea una agitada vida deportiva son cometidos que se esperan de cualquier alcalde o alcaldesa y de su gobierno local. Jesús Moreno y el PP de Tres Cantos no son una excepción y cumplen más o menos con todo lo enunciado. Y nos alegramos.

Pero es con los problemas reales de sus ciudadanos donde se demuestra la valía de un político, de un regidor. Cuando hay que enfrentarse a cualquier institución o empresa privada para defender a sus vecinos. Anteponer los intereses generales a los particulares o partidistas. Y aquí, Jesús Moreno y el PP de Tres Cantos hacen agua. Miran para otra parte y lanzan la pelota fuera. Me refiero, por ejemplo, al asunto de las 1.000 viviendas.

Para mí, es una forma de actuar muy característica de gobernantes sin sentido de servicio público, de vocación política. Utilizan recursos municipales para apuntarse los méritos de acciones propagandísticas y cuando se tuerce el asunto sirve un simple ya no es responsabilidad mía. En las 1.000 viviendas, capitalizaron la esperanza de muchos jóvenes de nuestro municipio, jugaron con su futuro y se mantuvieron a su lado, en la foto, en tiempos de felicidad. Cuando los tejemanejes de FCC comenzaron a ver la luz y salpicaron de lleno a la edificabilidad y al precio (menos metros y más caros) de las ansiadas viviendas, Jesús Moreno y el PP miraron para otro lado, se metieron las manos en los bolsillos y se fueron silbando la melodía de los sueños rotos.

A partir de ese momento, el gobierno de PP se ha limitado a dar la espalda a los vecinos y ponerse del lado del fuerte. Y no han dudado en mentir y engañar. Como cuando Jesús Moreno prometió una rebaja del IBI del 50% hasta el momento de la compra sabiendo que era ilegal e inviable. Aun así, se han pasado años dando largas y falsas esperanzas sobre su cumplimiento. A día de hoy, no creo que exista un vecino o vecina de las 1.000 viviendas que se crea una sola palabra de su alcalde.

Por eso, en el pasado pleno de mayo, cuando la madre de uno de los jóvenes afectados propuso una comisión para tratar de resolver el asunto, y el alcalde se comprometió a constituirla, todos los presentes nos miramos incrédulos ante el anuncio realizado con luz y taquígrafos. Porque si esa comisión se constituye, quedará claro la malísima gestión que ha realizado Jesús Moreno y el PP de Tres Cantos. Se pondrá de manifiesto que abandonaron a su suerte a los jóvenes. Que nunca movieron un dedo por mejorar sus condiciones. Que no buscaron una solución de consenso entre empresas y vecinos. Que mintieron con el asunto del IBI. Que se lavaron las manos al primer contratiempo. Que sus intereses eran los de FCC. Que la subida del precio final no les incumbía. Que las 1.000 viviendas fueron un impulso electoralista. Que los vecinos y vecinas de las 1.000 viviendas molestan.

Como no quiero acabar mi artículo en negativo, diré que ojalá se constituya la comisión y que entre todos hallemos una solución digna para las personas afectadas. El PSOE de Tres Cantos siempre se ha mantenido al lado de los jóvenes, con los pies en la tierra y apoyando cualquier acción legal que supusiera un justo reconocimiento a los derechos de los habitantes de las 1.000 viviendas.

                                                                                                                       
        Vicente López
Concejal del Grupo Municipal
  Socialista de Tres Cantos

Compartir este artículo

Fernando Azor - Psicología

Felipe Gallego

Edición Impresa Actual