Miércoles 22 Agosto 2018

Una muerte lenta ¿hasta cuándo?

  • Lunes, 23 Julio 2018 16:07
  • Escrito por  Lydia Martínez Mora

Cuando la gestión y la decisión política se convierten en algo intrínseco e interminable más allá que la comprobación de la gestión constate que no es adecuada, llega el momento de reconocer que la decisión política no se debe mantener.

LLevamos años en este Ayuntamiento discutiendo sobre la idoneidad de mantener la Empresa Municipal del Suelo y la Vivienda, que ni gestiona suelo ni vivienda. La empresa se creó en 2001, por el entonces concejal de urbanismo del PP, D. Juan Andrés Diaz Guerra hoy concejal de Cs, principalmente para desarrollar el crecimiento previsto de la ciudad que finalmente pasó a manos de FCC, entonces el PP le dio un giro para convertirla en un instrumento donde canalizar las obras de cierta envergadura de la ciudad en base que era una forma más rápida de actuación, con la potestad de contratación de obras. También pasó a ser el mecanismo, y sigue siéndolo, para realizar informes de distinta índole que a su vez subcontrata a expertos en la materia que supone un coste añadido.
Hubo un pequeño acercamiento al tema de vivienda cuando realizó actuaciones administrativas con las 600 viviendas, pero la única opción real relacionada con uno de sus objetivos iniciales, la vivienda, fue un proyecto de construcción de 55 viviendas en una parcela municipal que no salió adelante. Lo más resaltable de sus actuaciones actuales es el seguimiento de la urbanización del nuevo crecimiento, junto con técnicos municipales, y la realización de informes y anteproyectos que le solicita el gobierno del PP y su socio de gobernabilidad Cs que siempre son bien recibidos por los solicitantes.
Otra característica de esta empresa, desde el principio, es que todo el personal ha sido elegido directamente por el PP, nunca en base a una elección de igualdad, mérito y capacidad. Entre otros han sido recolocados tanto personal de confianza como una concejala después de finalizar la relación laboral y politica con el gobierno del PP en el Ayuntamiento. Entre 2012-2015 sólo en gasto de personal y gasto corriente el coste fue de 3.135.000€.
En este mandato, a finales de 2015, hubo un acuerdo de los grupos municipales de la Corporación para el cierre de la empresa debido a lo innecesario y costoso del mantenimiento de la EMSV, de hecho se iniciaron los trámites y el personal paso de 8 a 3 personas. Aunque, finalmente, el gobierno del PP y su socio Cs decidieron mantener la empresa. ¿Por qué? Faltan explicaciones convincentes, más cuando para el año 2018 hay previsto unas pérdidas acumuladas de - 900 mil euros y el informe que acompaña a la liquidación de 2017 reconoce que no es probable que hayan ganancias en años venideros.
Llegados a esta situación, la gestión y la decisión política deberían de ser antagónicas, porque es inexplicable que se mantenga una empresa que lleva sufriendo una muerte lenta que perjudica a los intereses del Ayuntamiento.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Síguenos en Facebook