Viernes 19 Octubre 2018

#FidereNegocia

  • Martes, 18 Septiembre 2018 07:56
  • Escrito por  Verónica Gómez Gallego

En mi último artículo publicado en este medio hablaba de que había llegado la hora de la verdad para todos los partidos políticos porque teníamos la oportunidad de demostrar con hechos de qué parte estábamos, de los vecinos de las 1000 viviendas o de los fondos buitre.

Había pasado el momento de buenas palabras y pasar a la acción política. Teníamos la oportunidad de demostrarlo apoyando la Proposición de Ley que presentaron conjuntamente los Grupos Parlamentarios PODEMOS y PSOE en la Asamblea de Madrid para limitar el precio de venta al de su calificación definitiva (120.000 € aproximadamente) y mantener el precio del alquiler, actualizado al IPC, durante tres años más para aquellos inquilinos que no ejercitasen la opción de compra pero sí mantener el alquiler.

Por desgracia, las buenas palabras y compromisos de algunos partidos políticos se los llevó el viento. La realidad fue que esta ley no pudo salir adelante porque ni PP ni Cs en la Asamblea de Madrid la apoyaron. Del PP teníamos pocas o nulas esperanzas, visto su actitud con este tema desde el comienzo. De Cs que se había comprometido a no obstaculizar su tramitación y como mínimo abstenerse en la misma, incluso su diputado en la Asamblea de Madrid, Juan Rubio, se había comprometido a ello ante cientos de vecinos de las 1000 viviendas; finalmente no cumplió con lo dicho.

Ante la imposibilidad la solución en la Asamblea en el pleno municipal de julio se llegó al acuerdo de solicitar a Fidere una reunión con los vecinos y los cuatro partidos de la Corporación Municipal. Durante todo el mes de agosto los vecinos de las 1000 han hecho una importante campaña en redes sociales y medios de comunicación para visualizar la injusticia que han sufrido, les engañaron y sus casas no valen 180.000€. Fidere lo sabe bien porque pagaron 72.000€.

En la última semana de agosto una representación de vecinos junto al concejal responsable del equipo de gobierno estuvieron reunidos con Fidere, para intentar negociar mejoras en las condiciones de la futura venta y alquiler de las viviendas. A raíz de es esa reunión los vecinos han informado que la empresa se ha comprometido a dar una respuesta en el plazo de una semana, ya que durante este mes de septiembre los inquilinos deben de comunicar a Fidere si quieren ejecutar su opción a compra o continuar con el alquiler.

Desde el PSOE de Tres Cantos, aunque fuimos vetados por Fidere a esta última reunión, confiamos que el sentido común se instale y la empresa reconsidere su postura. Deseamos a los vecinos de las 1000 viviendas que finalmente lo consigan porque es de justicia y porque lo están peleando hasta el final, y saben que podrán seguir contando con nuestro apoyo como venimos haciéndolo desde el año 2007.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Síguenos en Facebook