Lunes 19 Noviembre 2018

¿Cómo se reparte el verde?

  • Martes, 23 Octubre 2018 16:59
  • Escrito por  Vicente López

Siempre existen palabras que se ponen de moda y cualquiera se apodera de ellas para invocar una voluntad de modernidad y de vanguardia. Ahora, en nuestros días, todo lo que lleva la etiqueta de sostenibilidad, medio ambiente o eco, arrasa. Pero no todos los que se atribuyen dichas palabras pueden presumir de cumplir con sus significados y su proyección.

El PP de Tres Cantos lleva casi 20 años en el gobierno, y su compromiso con la sostenibilidad, o con el medio ambiente, se traduce en un continuo ataque al futuro de las ciudad y a sus vecinos. Una muestra sería el número de viviendas inicialmente previstas en el Nuevo Tres Cantos, que han pasado de 4.000 a 8.000 en las sucesivas modificaciones del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de 2003. Así, en la zona situada al sur de la Avenida de España, en el Nuevo Tres Cantos, el PP rompió con la esencia de Tres Cantos, cambiando un modelo de ciudad diseñado para disfrutar de amplios espacios de vida, convivencia y servicios de toda clase, en y entre los diferentes sectores, por un espacio urbano gris y vacío, formado por un conjunto de bloques que alojan a más de 4.000 personas, donde no hay ni un comercio, ni una cafetería, ni un local social, ni un parque o zona verde, nada que promueva la convivencia y las relaciones humanas. Además, sufriendo permanentemente la falta de medidas de defensa ambiental, sobre todo de ruido. A menos de 250 metros de parte de esas viviendas pasan los trenes del AVE, de Cercanías y el tráfico rodado de la M-607, multiplicando exponencialmente los decibelios de ruido. Por no hablar del engaño masivo a algunos de sus habitantes, los que viven en las mil viviendas, personas que creían haber comprado una vivienda por 120.000 € y ahora les piden 180.000 €.

Para el PP, el medio ambiente se asocia exclusivamente a lo verde y a su estética. Solo hay que ver las grandes rotondas de césped o las jornadas que se van a realizar durante este mes denominadas “de medio ambiente”. Sin duda, algunos de sus contenidos son más que interesantes pero uno no puede más que sonrojarse al leer el programa y encontrar que todo es eco: ecotalleres, ecoregalos, ecodemo, ecobiblioteca, etc. Por encima de la calidad de las jornadas, su prioridad se halla en las palabras de moda, etiquetarlo todo para que parezcan que son los campeones de lo verde. En cambio, cuando se trata de realizar un verdadero proyecto medioambientalmente sostenible, como es el caso del Parque Norte, lo llenan de plazas de aparcamiento y priorizan el cemento sobre el espacio protegido, y abandonando el arroyo Valdecarrizo-Bodonal que lo atraviesa de Norte a Sur, que está hecho una pena, a pesar de las constantes peticiones por distintos grupos políticos y sociales de la ciudad para su limpieza. Será porque el agua no es verde, sino incolora.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Síguenos en Facebook