Martes 20 Noviembre 2018

Los padres de la segregación de Tres Cantos

  • Miércoles, 11 Abril 2018 14:46
  • Escrito por 

Afronto esta charla con unos pocos nervios y la melancolía de los primeros colonos que llegamos a Tres Cantos, allá por el 1983. Yo apenas tenía siete años recién cumplidos, corría el mes de noviembre y me incorporaba a 2º de EGB en el colegio Gabriel García Márquez, allí me recibió el director D. Antonio Osuna Márquez, quien, a la postre, sería el primer alcalde de Tres Cantos y uno de los padres de la Segregación, tristemente fallecido al poco tiempo de alcanzar su sueño, el sueño que “vendió” a todos los tricantinos y que alcanzaron el 21 de marzo de 1991, la SEGREGACIÓN. “Los Padres de la Segregación” se me ocurrió hace unos meses cuando empecé a pensar en hacer este artículo, los otros dos padres, a parte del ya fallecido Antonio Osuna, son José Luis RodríguezEyré y Enrique Soto Lanuza con los que me reúno a tomar un café y charlar acerca de esta fecha histórica para los tricantinos que ahora en marzo cumple 27 años. Quedamos en una cafetería en la Avenida de Colmenar, son las 11 de la mañana y el día está muy lluvioso, el primero en llegar es José Luis, sucesor de Antonio Osuna y segundo alcalde en la historia de Tres Cantos, el momento más importante para el crecimiento de la ciudad. A los pocos minutos llega Enrique, me confiesa que está un poco nervioso porque le hace mucha ilusión que, por primera vez, les junten para hablar de cómo se hizo Tres Cantos, de cómo el sueño de un grupo de vecinos, apoyados por la gran mayoría de los habitantes de Tres Cantos, se hizo realidad hace ya 27 años. Durante esta charla hemos hablado de tantas cosas que sería imposible plasmar todo en este texto. Es inevitable hacer menciones a cuestiones políticas, ambos nos hablan de las reuniones que tenían con los grandes partidos políticos de la época (AP y PSOE) en las que se decidió la posterior segregación, hacen mención de innumerables compañeros, Enrique quiere incidir en “el Abuelo Paco, que ahora el 21 de marzo le hacemos un acto en el que van a poner su nombre a los jardines detrás del Centro de Mayores de la Comunidad, en Descubridores” y recuerda que “él fue el primer alcalde de Tres Cantos durante 10 minutos, hasta que salió elegido Antonio”. Hablan del fraude de ley que hizo Tres Cantos S.A. en la que coló la pila de chalets de PSV y VITRA dentro del espacio natural del Parque Central, “ese fue el precio para que IU aceptara la segregación en la Asamblea de la Comunidad de Madrid” dice José Luis, “fue vergonzoso como se incentivó esa especulación, ver como la gente se separaba o ponía a nombre de sus nietos o hijos viviendas que luego dejaban vacías, y eso que venían de los sindicatos.”. Enrique recuerda que “la primera manifestación que hicimos fue para dejar las bolsas de basura en las oficinas de Tres Cantos S.A., que entonces estaban en Músicos detrás del cuartelillo de la Guardia Civil. Hasta Antonio, el cura, me reconoció que fue su primera manifestación.”, Tres Cantos, en sus orígenes era una población de gente con inquietudes y lucha por conseguir sus derechos; “el momento sociológico era un momento propenso a las movilizaciones”, añade José Luis. En los principios de Tres Cantos la necesidad era tal, debido al abandono por parte de Colmenar Viejo, que los vecinos “teníamos que buscar alianzas que poco a poco nos fueron uniendo, la cohesión de las primeras personas que vivíamos aquí. Cosas tan sencillas como un carrete de hilo, aquí no había nada”, dice José Luis. Enrique comenta que “para ir a la farmacia o comprar cualquier cosa, dejábamos notas en los portales por si alguien necesitaba algo, de esa forma el primero que fuera hacía el encargo para los demás.”. Colmenar Viejo tenía abandonado el, entonces, barrio de Tres Cantos, los que tuvieron el valor de venirse a vivir a Tres Cantos en la segunda mitad de la década de los ochenta carecían de servicios, no disponían de comercios que abastecieran de las necesidades básicas, debido a todo esto se fue creando un caldo de cultivo entre la población que derivo en la necesidad de independencia. Enrique quiere resaltar que “la segregación no fue solo propiciada por el abandono por parte de Colmenar, también había muchos desacuerdos con la deriva de Tres Cantos S.A., la política y la influencia que recibía Tres Cantos S.A. desde la Comunidad de Madrid no beneficiaba al municipio, hicieron muchas prebendas en forma de terrenos y esa especulación no iba con nuestra filosofía”, los vecinos de Colmenar no estaban felices con este asunto tampoco “muchos veían como Tres Cantos S.A. les pagaban miserias por sus terrenos y luego veían como se multiplicaban en pocos días”. José Luis nos comenta que “el verdadero origen de estas movilizaciones era porque la gente, los vecinos, querían servicios, la verdadera vocación de esta segregación inmediata fue con el objetivo de conseguir servicios”, gracias a los esfuerzos de estos políticos y vecinos que existían en Tres Cantos tenemos hoy en día los servicios que tenemos en Tres Cantos. Todo comenzó en el año 1987, cuando se crea Tres Cantos Unido (TCU), este grupo de vecinos, comandados y guiados por la fuerza de Antonio Osuna, se presentan a las elecciones municipales y consiguen tres concejales (Antonio Osuna, José Luis Rodríguez Eyré y María Luisa Bañuelos). Fueron tiempos difíciles, estas tres personas acudían a los plenos de Colmenar, “tuvimos que salir varias veces escoltados por la Guardia Civil” recuerda José Luis. En principio pactamos con Alianza Popular porque el PSOE no aceptó nuestras condiciones para ser municipio independiente, al poco tiempo no conseguimos llegar a un acuerdo para alcanzar un presupuesto aceptable para Tres Cantos, fue entonces cuando en 1988 se planteó la opción de romper el gobierno con Alianza Popular y darle la alcaldía al PSOE, con Jusdado a la cabeza. El precio de darle la alcaldía era con la condición de que Tres Cantos se convirtiera en municipio independiente el 21 de marzo de 1991. No fue todo repentino, ”se tuvo la elegancia de quedarnos en Colmenar hasta que no acabó el mandato del PSOE” dice Enrique, “aquí en Tres Cantos se quedó la Junta Gestora y se comenzó a trabajar en nuestra ciudad”. Es inevitable no hacer una mención especial en esta conversación a Antonio Osuna, “era una persona forjada en el Pozo del Tío Raimundo, con todo el movimiento del Padre Llanos y el movimiento social, extrovertido y tremendamente popular, un gran vendedor de sueños, este fue su gran sueño y nos los vendió.” dice Enrique, “Antonio Osuna fue el encima catalizador del malestar público, una memoria prodigiosa y un peleón de la legalidad” dice José Luis, “cuando era director del colegio organiza una encuesta con Mónica Egea, y esa encuesta es la que nos carga de razón para ir a por la segregación. Se tiró un veraneo en la playa estudiándose la ley del suelo y el desarrollo de Tres Cantos”, esto eran las semillas de Tres Cantos Unido. Dice Enrique “no todo fue bonito, son épocas que recordamos con mucha ilusión y cariño. Hemos tenido momentos muy malos, pero sobre todo hemos perdido la infancia de nuestros hijos y mucho tiempo de nuestras familias, se sacrificó la familia, se sacrificó la vida personal, fue una época muy dura, era David contra Goliat.”. ANTONIO OSUNA ERA UN SOÑADOR QUE NOS VENDIÓ SU SUEÑO A TODOS Y SE LO COMPRAMOS, PERO ADEMÁS NOS EMPUJÓ A CONSEGUIRLO” Se les cambia la cara cuando hablamos del Tres Cantos de ahora, “yo ahora lo disfruto” dice Enrique, “que conste que a mí no me gusta” apunta José Luis. He notado, en ambos, que la idea original que ellos tanto lucharon, junto con muchos otros, no se ha respetado y se ha dejado llevar por el devenir de la sociedad actual. Esto es un poco de historia de nuestra ciudad, este es el origen, el sueño de luchar por los derechos de los ciudadanos de lo que era un barrio de Colmenar hasta que un día, esos vecinos,guiados y empujados por un señor, criado en el Pozo del Tío Raimundo, que consiguió vender un sueño a todos ellos, se convirtieron en los dueños de su ciudad, Tres Cantos. El sueño de un grupo de vecinos que se convirtieron en políticos cuyo “hobbie” (algunos alcaldes no cobraban sueldo) era hacer ciudad, hacer la ciudad que querían sus vecinos, conseguir poner las bases de lo que hoy vivíamos. Quizás estemos ante la última vez en la que un grupo masivo de vecinos ha conseguido un hito como el que se consiguió, con unión, sin intereses, cada uno poniendo lo que tenía, ya fuera material o de conocimientos.

Modificado por última vez en Jueves, 26 Abril 2018 16:09

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Síguenos en Facebook