Síguenos

Felipe Gallego

LA OCULTA: Héctor Abad Faciolince

Autor: Héctor Abad Faciolince
Editorial: Alfaguara
Año: 2014
ISBN: 978-958—8883-13-7
Páginas: 334



Todos tenemos en nuestra vida un lugar físico de referencia, la casa familiar, el colegio, la prisión,  el pueblo  o ese rincón al final de la  calle que era el punto de reunión, que nos ha ayudado a crecer o nos lo ha limitado, pero que nos pertenece. Todos esos lugares reales o soñados son para nosotros algo íntimo, tan personal, que nadie aunque lo haya compartido con nosotros lo reconocería si se lo contamos.

Héctor Abab Faciolince 1958 Medellín (Colombia) escritor/ poeta que es un lector apasionado de poesía y ensayo, hombre templado al que le llegó el éxito con su magnífica novela “El olvido que seremos”, que comentamos aquí, en la que sin ambages nos descubría,  con su voz intima y personal, su relación con su padre y su familia en una sociedad tantas veces plagada de  sobresalto e injusticias políticas y personales.

En  La Oculta el autor  nos  relata  a tres voces la relación de  tres hermanos, Pilar, Eva y Antonio Angel  con la tierra donde  tuvo origen  su familia. Para ello el autor  los hace   mirarse  en el espejo de la finca familiar y repasar sus vidas y  su relación con la naturaleza  esplendida donde está inmersa   La Oculta  de la que son únicos herederos.

Vivencias  llenas de felicidad y a veces desesperadas,  acosados por una violencia depredadora  y despiadada que se quiere imponer con la única razón adueñarse de lo ajeno.

Momentos felices, en una naturaleza maravillosa cerca del curso del rio Cauca que corre quejándose que llega tarde a su encuentro con el rio Magdalena.  Y momentos amargos llenos de miedo y violencia  que les hace reflexionar sobre sus propias vidas y sus destinos.
La finca y su significado dictan ese camino, les  impone esas balizas sentimentales que condicionan toda su vida, aunque hoy, estén alejados de la tierra y las aguas que  dieron  sede a su familia.

Con Antonio  empieza la novela, él es la diferencia, el exilio, lo excéntrico en el sentido literal del término. Pilar es la conciencia, la organización, lo predeterminado. Eva  es la laxitud, pero con cierta desazón, cierto desespero de habitar esa tierra.

El autor dice e ellos:

“Quise que hubiera tres hermanos que hablaran en primera persona. Quise que hubiera tres yoes, pero que ninguno fuera yo. Por eso escogí dos hermanas- para obligarme a ser mujer- y un hermano homosexual-  para obligarme a ser lo que no soy. Ninguno es verdadero campesino, ni finquero, ni ganadero o agricultor.
Cada uno siente  a su manera, el apego a La Oculta. El apego y el odio, porque por mantener esas finca en manos de la familia han tenido que padecer buena parte de las violencias colombianas. Y quise pintar a dos mujeres muy distintas, pero ambas bastantes corrientes en el mundo de hoy: la mujer más tradicional, más parecida a nuestras madres  o abuelas y la mujer contemporánea, que vive su vida laboral, sexual, profesional, marital, de un modo más libre….  Al hermano hombre le asigno además la tarea de contar la historia del pueblo y de la colonización antioqueña de suroccidente, que fue un episodio sui generis y muy interesante de nuestra historia”

La novela me ha encantado, cuatro  perfiles  referenciales, dialogando entre sí: ellos tres los herederos y la finca que representa todo lo que son y todo lo han sido. Basta que la madre muera  para que se den cuenta que  sus referencias,  no han cambiado,   siempre estaban ahí, la finca.

En la Expo de Zaragoza en el pabellón de Rusia, me contaron, en una preciosa película, que el agua de un lugar, según sus investigaciones, podía, a través de su influencia en  generaciones de personas que la  hubieran bebido, utilizado para cultivar, criar ganado y cocinar   marcarles genéticamente, tanto era así que los diferenciaba físicamente  de los lugareños de otras tierras  aun teniendo la misma base genética. Héctor Abad  nos traza la influencia de la tierra en esta familia “paisa” de origen judío converso  que coloniza ese lugar tan hermoso de las tierras antioqueñas bañadas por el Cauca  y la tierra los coloniza a ellos interviniendo en sus vidas profundamente.

Novela que he disfrutado tanto por lo colombiano como por lo bien has sido resueltos  los retos que se impuso el autor. Una obra  redonda.

Felipe Gallego

Continuar leyendo
Click para comentar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Actualidad