Síguenos

Así Pensamos

Tras el consenso Ahora hay que cumplir

El anuncio de las próximas Elecciones Generales, convocadas para el 20 de diciembre, y el inicio de la consiguiente carrera por conseguir el voto de los ciudadanos por parte de los partidos políticos en liza ha coincidido con un ambiente de consenso entre los partidos tricantinos. Mientras los líderes nacionales se enzarzaban en debates sobre la corriente secesionista en Cataluña, el consenso tricantino se ha materializado en el último pleno municipal en un alto porcentaje de mociones aprobadas por unanimidad.

En realidad, hacía mucho tiempo que no se veía algo igual: de 10 propuestas presentadas por diferentes formaciones, ocho de ellas consiguieron el apoyo de todos los grupos. Algo que motivó la aprobación explícita de algunos (expresada en el mismo pleno por alguna persona del público), la sorpresa de otros y el deseo de la mayoría de que se siga por esta senda en los próximos años.
¿Algo está cambiando en el Ayuntamiento?
Resulta difícil dilucidar a qué se debe este cambio de actitud de quienes han mostrado una actitud beligerante en el pasado (incluso muy cerrada en cuanto a las propuestas de los otros), y ahora en cambio buscan puntos en común, tienden puentes, ceden en algunas de sus propuestas, y finalmente llegan a acuerdos. Obviamente la pérdida de la mayoría absoluta del PP, que le obliga a sentarse a negociar con el resto de grupos los proyectos que quiere sacar adelante, tiene mucho peso en este cambio.
Pero también los partidos tradicionales han visto en las últimas elecciones las «orejas al lobo»: se han encontrado con que, aunque en general los ciudadanos tengan un posicionamiento y unos ideales políticos, sin embargo no desean asistir a enfrentamientos superfluos que únicamente provocan la desesperación al ver a unos políticos discutiendo todo el tiempo sin que lleguen a solucionar los problemas.
Siguiendo con las razones del cambio, tal vez algo tenga que ver en esta nueva actitud que la mayoría de quienes lideran los partidos a nivel local sean  mujeres. En Tres Cantos, salvo el PP, que tiene un portavoz hombre, el resto de portavoces son mujeres. Sin querer generalizar, las mujeres son más flexibles que los hombres al buscar soluciones a las disensiones, e incluso tienen más aptitudes positivas para conseguir hacer realidad el objetivo común.
Ahora hay que cumplir
Bien es verdad que para la corporación local (tanto gobierno como oposición) ahora queda la segunda parte de las mociones: cumplir con el compromiso tomado. Está bien aprobar por unanimidad, pero ahora hay que materializar estas propuestas con un coste económico asumible para el contribuyente y dando un servicio digno y de calidad. Las buenas intenciones pueden quedar encalladas si no se aplica una gestión responsable, teniendo en cuenta el momento económico en que nos encontramos.
Un ejemplo sería el compromiso de crear una Residencia Municipal de Mayores, una petición secundada por más de 4.000 firmas en la ciudad y uno de los mayores retos a los que se enfrenta esta corporación. ¿Es posible hacer un proyecto como este, que necesita de un gran desembolso económico para construirlo, cuando las arcas municipales no están en su mejor momento? ¿Se puede conseguir hacer realidad una solución a la necesidad de centenares de ancianos y sus familias con recursos económicos (mermados por la crisis) sin caer en la adjudicación a una empresa privada que vele únicamente por sus intereses económicos sin pensar en el objetivo social? Ahí es donde los partidos políticos deben aplicar la responsabilidad, la coherencia y en cierto modo también la innovación: hay que buscar ideas nuevas, modos de gestión mixtos y también no caer en las malas prácticas del pasado que han provocado burbujas inmobiliarias, mercadeos, escándalos y el enfado de la mayor parte de la población.

P.D.
El último editorial de El Tricantino se titulaba «La tragedia de los refugiados sirios remueve las conciencias europeas». Ha pasado un mes y por desgracia las instituciones europeas no han ido a la par de las conciencias europeas. No hay acuerdos sobre un plan de apoyo a los miles de refugiados lo que originará que muchos sean víctimas de mafias para poder subsistir, y de la desesperación. Ójala los dirigentes europeos estén a la altura de las circunstancias.

Boletin Tricantino

Continuar leyendo
Click para comentar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Actualidad