Síguenos

Comunidad

La Comunidad trabaja con las entidades sociales de la región en la Estrategia Madrileña de Inclusión Social

• Se trata de un proyecto novedoso y pionero en la región con el objetivo de desarrollar una actuación más coordinada de las políticas públicas
• El Gobierno regional destina este año 120 millones de euros a la Renta Mínima de Inserción, prestación que actualmente reciben cerca de 27.000 familias

17 de febrero de 2016.- La Comunidad de Madrid ha comenzado a trabajar ya en la Estrategia Madrileña de Inclusión Social 2016-2021, que se va a realizar con la participación de las entidades locales y sociales de la región. Se trata de un proyecto que pretende dar respuesta a los problemas y prevenir y reducir posibles situaciones de vulnerabilidad, pobreza y exclusión social en la región.

La Estrategia de Inclusión Social es novedosa y pionera en la Comunidad de Madrid y está concebida desde una perspectiva integral, con el fin de desarrollar una actuación más coordinada de las políticas públicas y reforzar la implicación activa de los distintos actores.

Los cuatro ejes sobre los que gira la estrategia son: el refuerzo de los servicios sociales con un apoyo más intenso a las personas en riesgo de pobreza y exclusión social; el desarrollo de políticas más inclusivas; la mejora de la eficiencia en la organización y gestión; y el refuerzo de la participación activa y la gobernanza de los actos implicados en las políticas de inclusión social. Más de un centenar de actores y responsables municipales del ámbito de la exclusión social se han dado cita hoy en la primera “Jornada de Consulta sobre los retos de la Inclusión Social de la Comunidad de Madrid”, en la que se ha marcado como reto intensificar el apoyo a las personas en riesgo de pobreza y exclusión social.

El consejero de Políticas Sociales, Carlos Izquierdo, que ha inaugurado esta
Jornada, ha destacado que “la Estrategia Madrileña de Inclusión social se centra tanto en crear las condiciones necesarias para prevenir el riesgo de pobreza en la sociedad, como en elaborar las herramientas y recursos para que las personas que están en riesgo de exclusión social puedan mejorar su situación”.

LA RENTA MÍNIMA DE INSERCIÓN SOCIAL (RMI)

En la Comunidad de Madrid, la Renta Mínima de Inserción está reconocida como un derecho subjetivo sin límite de tiempo y supone un doble derecho social al incluir la recepción de una prestación económica y la realización de proyectos de inserción socio laboral para facilitar el acceso al mercado laboral de los perceptores.

En 2016, el Gobierno regional destina 120 millones de euros a la Renta Mínima de Inserción, 26 millones más que en el año 2015, lo que supone el mayor presupuesto que la Comunidad de Madrid ha aprobado para esta prestación. Desde que se puso en marcha está prestación, se ha cuadruplicado el presupuesto y el número de beneficiarios. Actualmente, cerca de 27.000 familias reciben la Renta Mínima de Inserción. Desde el inicio de la prestación en 2002, han recibido esta prestación más de 53.000 familias.

El consejero de Políticas Sociales ha remarcado la importancia de la Renta Mínima de Inserción en la Comunidad de Madrid “como sistema fundamental para luchar contra la pobreza y la exclusión social” y ha destacado que “estará recogida en la Estrategia Madrileña de Inclusión Social”.

Redaccion

Continuar leyendo
Click para comentar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Actualidad