Jesús Moreno incumple la estabilidad presupuestaria en Tres Cantos

El Gobierno del PP tricantino ha abandonado la senda de la estabilidad presupuestaria y está incumpliendo a sabiendas la regla de gasto para poder endeudar a los tricantinos en los próximos dos años. Esta no es una cuestión baladí, de hecho, debemos estar atentos a los próximos recibos de los Impuestos de Bienes Inmuebles y del de los Vehículos, ya que ante la oferta de eliminar gastos superfluos ligados a comidas, desayunos y vinos españoles han preferido tirar por el camino del aumento de las figuras impositivas municipales.


Desde el Grupo Municipal de Ciudadanos hemos instado al gobierno para que entre en razón y Jesús Moreno, ponga en marcha de manera inmediata un Plan Económico-Financiero que sanee las cuentas y nos devuelva al cumplimiento de las normas que Cristóbal Montoro aprobó siendo ministro. Es una contradicción que sea un gobierno del PP el que incurra en mayor gasto
En la segunda parte del ejercicio 2019 el gobierno municipal, con mayoría absoluta después de las elecciones locales, ha entrado en una espiral de gasto superfluo sin precedentes en los últimos años. Han multiplicado por diez los “vinos españoles”, “desayunos de trabajo” y las meriendas después de cada reunión”, sin tener en cuenta que el dinero público debe gastarse con prudencia y las cuentas públicas deben cumplir escrupulosamente la regla de gasto y la estabilidad presupuestaria.
La situación ha encendido todas las alarmas, el descontrol financiero viene precedido por la jubilación de la funcionaria que durante años ha ejercido una tarea de control y un asesoramiento prudente sobre el gasto público municipal, teniendo en cuenta la importancia de recuperar el puesto de técnico de contabilidad presupuestaria, que el gobierno ha amortizado.
El Ejecutivo de Jesús Moreno antepone sus fines electoralistas y mantener contentas a sus huestes con las que no tiene el menor pudor para realizar contratos menores con sus afines, olvidando que los impuestos que pagamos son para la prestación de servicios esenciales a los ciudadanos.


Juan Andrés Díaz Guerra

Compartir este artículo