TRES CANTOS … ¿DE QUE ENTIENDE?

La ciudad, tras las municipales vuelve a la normalidad. El buen tiempo ha sacado a la gente a la calle. Los nuevos espacios, tipo la remozada plaza Antonio Gala, igual aglutina niños y niñas refrescándose del agobiante calor en los nuevos chorros luminosos, que sirve de reunión para colectivos y gentes de paso.

La Avda. Viñuelas comienza el mes con su mercadillo de vecinos y vecinas con sus productos de segunda mano.

El Consistorio se ha constituido, los concejales/as han tomado posesión de sus carteras, y hasta ha ondeado la bandera arco iris con motivo de la semana que festeja y conmemora el “orgullo LGTBI”.

Si buscamos el significado de la palabra “DIVERSIDAD” en el RAE, veremos que proviene “Del lat. diversĭtas, -ātis”y sus acepciones son: “variedad, desemejanza, diferencia. Abundancia, gran cantidad de varias cosas distintas.”

En los últimos 30 años (casi la edad de nuestro T.C), España ha pasado de ser un país de emigrantes y de tránsito migratorio, a ser un país de inmigración, no sólo coyuntural, donde la cuestión que se plantea es el modelo a seguir a efectos de integración. En este sentido, baste con hacer referencia al Informe publicado en julio de 2006 por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo en Europa (OCDE) titulado “Perspectivas de las migraciones internacionales”, en el que se contienen algunos indicadores que permiten apreciar lo explosivo del fenómeno de la inmigración en España y su relevancia como dinamizador económico: en 2004, de los 30 países miembros de la OCDE, España fue el segundo que más inmigrantes recibió (645.000), sólo superada por Estados Unidos.

Con la pluralidad migratoria aparece una diversidad cultural, por lo que los colectivos son eje principal de cualquier política, pero también se convierten en un mecanismo de socialización y de acción social de estos inmigrantes, así como de mediación entre este colectivo y los poderes públicos. El reconocimiento de la interculturalidad como un elemento estructural y, al mismo tiempo, transformador de la sociedad receptora, implica la generación de actitudes y comportamientos basados en la empatía, respeto y comprensión mutua.Desde esta perspectiva, la integración debe considerarse como un proceso bidireccional de adopción entre ambas partes. Por ello se hacen necesarias una serie de medidas enfocadas a potenciar la cohesión social a partir de iniciativas basadas en la igualdad de derechos, deberes y oportunidades, entre ellos el derecho a la diversidad, al desarrollo de la persona y a que la configuración de esos derechos personales esté por encima del resto de los derechos.

TRES CANTOS, ciudad configurada con gentes de aquí y allá. Con principios culturales diversos y que está por madurar es el ejemplo de quelos Municipios tienen una labor más allá de sus funciones recogidas en la ley básica y es la LABOR, la educación social sin permitir que estos derechos INALIENABLES se conviertan en moneda de cambio, se politicen o se mercantilicen.

Para muestra y reflexión dejo el multiculturalismo en la obra de HABERMAS, su posición acerca del multiculturalismo esta determinada por la comprensión democrático procedimental de los derechos que se presentan esbozados en algunos aspectos críticos, jurídicos, políticos, filosóficos de la política de la diferencia.

Se trata de una posición peculiar que permite cuestionar políticas de la diferencia que contribuyen decisivamente a la inclusión de los ciudadanos a los cuales es negado el pleno reconocimiento como miembro de la comunidad política. Tal posición llama la atención acerca de las potenciales amenazas a la autonomía individual asociadas a las demandas especificas de grupos particularmente en lo atinente a los derechos culturales.En el marco de los recientes debates multiculturales se destaca que la postura de HABERMAS se caracteriza por un difícil equilibrio entre igualdad y diversidad, defendiendo una concepción universalista sensible a las diferencias.

El debate esta servido: ¿igualdad?, ¿diversidad?, ¿derechos individuales? ¿derechos culturales colectivos? Y no es necesario entender de todo, pero si querer ENTENDER de lo que va nuestra sociedad.

A buen entendedor…

José Carlos Ballesteros Luque

 

Compartir este artículo