Editorial Diciembre 2019

La M-607 se ha convertido en una ratonera que cada mañana incomunica nuestro municipio con el resto de los municipios de alrededor. El Ministerio, sin previo aviso, ha comenzado el desmontaje del tablero del puente, colapsando la carretera de día y dejando sin conexión por la noche.

En la era de las comunicaciones digitales los atormentados conductores se enteran cuando están parados en la carretera y sin más escapatoria que la espera. Lamentablemente, a nuestro alcalde le ningunean y no le ofrecen si quiera información veraz de lo que está pasando y lo que va a pasar con las obras. Para añadir más desdichas, la estación de Cercanías está teniendo problemas con los tornos de acceso y con la frecuencia de trenes, lo que hace que quienes abandonan el coche se encuentren atrapados en el tren. En fin, un desastre al que nadie pone solución. Y los “paganos” de esta situación, como siempre, los ciudadanos.
Mientras tanto en la ciudad no todo es paz y tranquilidad, se izan banderas, se reparten premios de todo tipo y se intenta callar a oposición y vecinos impidiéndoles, vía reglamento, la realización de las preguntas del pleno. La historia, corta pero intensa, de Tres Cantos ha instituido el turno de ruegos y preguntas de los vecinos en una forma de participación abierta y democrática. No parece adecuado que un reglamento lo relegue a preguntas por escrito, que hacen que se pierda espontaneidad y calidad democrática.
Un asunto que trae de cabeza al mundo cultural tricantino es el nuevo comisariado, que no tratándose de un tema “menor”, ni por cuantía ni por tiempo, trata de imponer a los vecinos un filtro con los dirigentes culturales que saben bien para que sirve un comisariado y cómo se financia.
El espectáculo bochornoso de la jura o promesa del cargo de nuestros representantes en le Congreso de los Diputados, no es más que una muestra de lo que nos espera en los próximos meses hasta que haya un gobierno estable que ponga a nuestro país a funcionar, o un gobierno títere de las fuerzas que quieren acabar con España y nos lleve a la ruina y el desastre. Desde el TRICANTINO seguiremos contando la realidad que nos rodea e informando de las actividades de unos, otros y los demás.

Boletin Tricantino

Compartir este artículo