Manipulación y polarización

Manipular es sembrar en la conciencia y en la mente de la gente ideas, actitudes, conceptos y aspiraciones -incluso falsas e inmorales- que sirvan a los objetivos de sus creadores.

Somos manipuladores y a la vez manipulables. Manipular es una de las primeras cosas que aprendemos en la vida. A muy temprana edad, los bebes descubren el poder del llanto, el berrinche, los pataleos, la risa o alguna “gracia” como recursos para demandar atención y conseguir sus objetivos inconscientes.La manipulación por tanto no es algo que se circunscriba sólo a la política, pero en ésta alcanza su máxima y mas llamativa expresión.

Junto a dicho fenómeno, nos encontramos con la polarizaciónpolítica, como elproceso por el cual la opinión pública se divide en dos extremos opuestos.

Tras votar dos veces el país tiene gobierno, un gobierno cuestionado, acusado de no legítimo, algo que claramente no se sostiene, pero sobre todo un gobierno que tendrá que demostrar su conformación y que será el primero en coalición sostenida por PSOE y UP con los nacionalistas de fondo. La polarización como fenómeno hace que ya desde el primer día se asuste a la población diciendo que las bolsas lo rechazarán, que la subida del SMI nos llevara a la ruina y que como ya pasó con Zapatero, el no reconocer la recesión o lo que ahora conocemos como “desaceleración”, será el cementerio donde termine Sánchez.

Los debates que se mantienen en los medios que, claramente están del lado de una o de otra facción, hacen que se introduzcan polémicas en la sociedad cada día, como los cargos de Irene Montero en su ministerio, que solo serán mujeres o que una mujer de raza negra sea la que se encargue de las cuestiones de ese ramo, desdeñando, según otros medios polarizados, a la anterior responsable por ser de raza blanca.

Para unos se trata de la discriminación positiva necesaria, para otros es que el grado de desafección delos políticos en la gente es cada vez mas abismal al hablar cada día de conceptos estériles para nuestras vidas. Se introducen términos novedosos, como el de “personas racializadas” y l@sciudadan@s nos preguntamos si este tipo de cuestiones refuerzan la confianza o si por el contrario contribuyen al circo mediático más que a la mejora de nuestra sociedad, que debiera ser el fin único de todos los gobernantes, sean de donde sean o del color político que fueren.

Mientras USA, que ya está en campaña electoral, pone al mundo al borde de la III Guerra Mundial, en las tertulias de bares y de barra, que son el termómetro de este país, la gente no se cree nada, pero sigue incondicionalmente a las radios o TV´s que más le ponen. Disfrutamos de ser manipulados y alardeamos de ello como seguidistas.

Todos somos conocedores que la manipulación mas antigua es el miedo y la amenaza larvada de que “cuando vengan estos o los otros… se acabarán las pensiones” o que con los “comunistas” el país se va a la ruina económica por que la derecha es la que crea empleo y reflota las economías. Esta claro que estos estereotipos están arraigados en una población cada vez mas polarizada y manipulada que no se pone de acuerdo en nada o en casi nada. Las RRSS echan humo con cada debate creado y artificial, dando la razón a los que consideran que ya los romanos daban “pan y circo” y que es de las herencias que nos dejaron más reales y de las que el tiempo no pasa por ellas.

En Tres Cantos, mientras el gobierno popular nos dio unas Navidades muy iluminadas y con una “avenida de la ilusión”. En verdad la ilusión nos gustaría que fuera algo mas tangible, un reflote en la confianza y más cercanía de nuestros gobernantes mas cercanos a la sociedad en vez de debates que siguen alimentando la manipulación.

2020, año bisiesto. Veamos también si será año que sume y que deje la década menos polarizada. Reto difícil, pero, ¿ustedes son de retos o de propósitos?

Jose Carlos Ballesteros Luque

Compartir este artículo