LOS CIUDADANOS SOMOS REHENES DE LAS LUCHAS POLITICAS

El Partido Popular y el Partido Socialista se han enzarzado en una pelea de egos sobre quién es el más culpable del desastre de las obras del puente que une la M-607 con la M-40, se han olvidado de los vecinos que somos los verdaderos sufridores de los atascos que provoca. Cada día convocan una rueda de prensa, hacen un comunicado o escriben una nota de prensa insultándose sin ofrecer ninguna solución y sin ponerse en la piel de los conductores y usuarios de transporte por carretera que sufren el colapso en las horas punta.

Primero fue el alcalde de Tres Cantos que abandonó una reunión con el Director General de Carreteras del Estado para asistir a un acto de su partido, luego el portavoz del PSOE y un diputado de su grupo que vinieron a Tres Cantos para responsabilizar al PP de lo mal gestionado que estaba el problema, acto seguido el primer edil tricantino propuso usar la mitad del puente, a las pocas horas carreteras envió un informe donde advertían del peligro de esa opción, y si éramos pocos, la presidenta de la Comunidad viene a Tres Cantos a reunirse con los alcaldes de la zona. Ustedes podrán pensar menos mal, a ofrecer soluciones. No, a liar más la cuestión y culpar a los del PSOE del problema, arrimando el ascua a su sardina e intentando conseguir unos votos de los vecinos cabreados con los atascos.

Ya está bien, lo que hace falta es más transparencia, que informen del problema real, analicen las opciones que hay técnicamente, adopten una decisión con respecto a la obra del puente y pongan encima de la mesa soluciones reales a los problemas de la carretera mientras dure la obra: mayor frecuencia y número de trenes y autobuses, vías de giro en la M-40 aisladas del resto de vías, sentidos diferenciados a determinadas horas, en fin, todas aquellas medidas que sean posibles de poner en marcha y acaben o palien la congestión. Ponerse de acuerdo es lo único que es útil para los vecinos, escenificar sus diferencias sólo consigue enfadar más, a los ya de por sí enfadados ciudadanos de la zona norte.

Juan Andrés Díaz Guerra

Compartir este artículo

Fernando Azor - Psicología

Felipe Gallego

Edición Impresa Actual